El Yoga va más allá de un deporte, es una auténtica medicina que se adapta a cada uno. Practicar unos ejercicios fáciles y básicos pueden suponer una gran diferencia en nuestra salud y bienestar. Estas fáciles posturas de yoga que vamos a mostrar pueden ayudar a mejorar tu columna vertebral, fortalecer tus músculos y estimular tus órganos internos y todo tu sistema inmunitario. El Yoga trabaja con nuestra mente como con nuestro cuerpo, favoreciendo que sea más fuerte y flexible. Estas son las cinco posturas de yoga más fáciles:

Postura de la Palmera (Urdhya Hatasana)

La postura de la Palmera o Urdhya Hatasana es un ejercicio muy fácil pero muy efectivo. Es una fantástica manera de comenzar la maña sintiendo la energía por tu cuerpo, estira el abdomen, mejora la digestión, estira hombros y axilas y disminuye la ansiedad leve, además favorece el desperezarse y sentirse más ligero.

Cómo realizar Urdhya Hatasana

  • Se comienza en Tadasana o la postura de la montaña, de pie con los dedos de los pies juntos y la espalda recta, inhala subiendo las manos hacia arriba, por encima de la cabeza.
  • Junta las palmas de las manos y estírate tratando de mantener tus codos rectos. También puedes tratar de entrelazar tus dedos si te resulta más fácil.
  • Haz cinco respiraciones.
  • Manteniendo la estabilidad de tus piernas, inclínate hacia el lado derecho, sintiendo como se estira tu lado izquierdo.
  • Repite en sentido contrario y vuelve a tu posición inicial.
Urdhya Hatasana

Urdhya Hatasana

 

4ª Postura de las manos en los pies (Padha Hastasana)

La postura de las manos y los pies o Padha Hastasana es muy sencilla. La posición consiste en bajar tu torso y tus brazos hasta tocarte los pies. Estira la columna y el sistema circulatorio completo, mejora la flexibilidad de ligamentos y tendones en las piernas, corrige las malas posturas, fortalece los músculos de las piernas, afirma la cadera, cintura y abdomen. Además trabaja sobre el sistema nervioso aliviando la ansiedad y el estrés mental.

Como realizar la postura de las manos y los pies o Padha Hastasana:

  • Comenzamos en Tadasana o la postura de la montaña, esto es de pie, con los brazos paralelos por encima de la cabeza y el cuerpo firme.
  • Inhalas al subir los brazos y exhalas al bajar los brazos y el torso hacia los pies tanto como puedas.
  • Sin doblar las piernas, trata de acercar tu frente a tus rodillas.
  • Haz cinco respiraciones profundas.
Padha Hastasana

Padha Hastasana

 

3ª Postura del Gato (Marjariasana)

La postura del Gato o Marjariasana imita el estiramiento de los gatos, ya que como muchas posturas del yoga, se inspira en la sabiduría de la naturaleza. Esta postura resulta muy fácil a los principiantes y sus beneficios son muy numerosos, ya que estira el cuello, la espalda y el torso, masajea la columna vertebral y los músculos, mejora las funciones de los órganos de tu vientre, nos da serenidad, al abrir el pecho tomamos más oxígeno y favoreciendo la circulación.

Para realizar la postura del gato o Marjariasana:

  • Nos apoyamos sobre las manos y  las rodillas en posición de mesa. Las piernas deben estar alineadas con las caderas y los hombros y codos estirados y perpendiculares al suelo. La cabeza queda en posición central con los ojos mirando al suelo.
  • Exhalas y mientras curvas tu columna vertebral hacia el techo. Procura que los hombros y piernas mantengan su postura y que la cabeza se incline hacia adentro sin que la barbilla toque el pecho.
  • Inhalas y vuelves a tu posición inicial. Mantente exhalando e inhalando hasta que tu columna se relaje.
Yoga seria: Marjaryasana

Yoga seria: Marjaryasana

2ª Postura de la Mariposa (Badhakonasana)

La postura de la Mariposa o Badhakonasana es una postura que también es fácil para los yoguis principiantes. Entre los beneficios que aporta esta asana está el estiramiento de los múslos, de la ingle, estira la espalda, estimula la zona pélvica y los órganos abdominales, mejora la circulación sanguínea y estimula la circulación, además disminuye la temperatura corporal y ayuda a liberar tensiones.

Para realizar la postura de la Mariposa o Badhakonasana:

  • Sentado en el suelo, dobla las piernas y junta las plantas de los pies, dejando que los talones caigan a los lados.
  • Acerca los pies a la pelvis manteniendo la parte exterior de los pies en el suelo y sujetándolos con las manos.
  • Lleva el coxis al suelo, pero mantén el sacro hacia adelante y desde ahí alarga la columna desde la pelvis y separando tus hombros de tus orejas.

 

Badhakonasana

Badhakonasana

 

1ª Postura del Bastón (Dandasana)

La postura del bastón o Dandasana es la postura más fácil en yoga. Es inicial de muchas posturas sentadas. La práctica de esta postura desarrolla un buen hábito de sentarse en una silla. Su realización tonifica las piernas, fortalece los músculos de la espalda y ayuda a mantener una posición erguida.

Para realizar la postura del Bastón o Dandasana:

  • Nos sentamos en el suelo con las piernas estiradas hacia adelante.
  • Presiona las rodillas hacia abajo y las plantas de los pies hacia arriba.
  • Estira la columna y mantén la cabeza recta con la mirada al frente.
  • Respiramos con naturalidad en esta posición.
Dandasana

Dandasana

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.