El yoga mantiene equilibrado el cuerpo y la mente. Pero su práctica no siempre es sencilla. Existen algunas posturas de yoga bastantes difíciles de ejecutar. En este listado os contamos cuales son las cinco posturas de yoga más difíciles.


5. La grulla o el cuervo (Bakasana)

La Bakasana o posición de grulla o del cuervo es una de las posturas avanzadas del Yoga, que se caracteriza por centrar el equilibrio en el apoyo de las manos. Por tal  razón, su práctica ayuda principalmente a fortalecer los brazos y las muñecas, aunque también trabajan los músculos abdominales y los de la espalda

Realización de la posición de grulla o bakasana:

  • Apoya las palmas de las manos en el piso, con los dedos separados.
  • Flexiona los codos hacia afuera, mientras separas las rodillas, un poco más del ancho de tus caderas.
  • Apoya una pierna por vez sobre tus brazos y eleva los pies del suelo lentamente.

 

4. La libélula (Titibhasana)

La Titibasana o posición de la libélula es una de las posturas avanzadas del Yoga. Trabaja las articulaciones desde los brazos, no es sencillo, es un auténtico reto sostenerse con los brazos rectos y las piernas horizontales al suelo. Trabaja desde el abdomen hasta el cuello.

Realización de la libélula o Titibhasana:

  • Sentada en el suelo con las piernas estiradas, se dobla una pierna y se coloca encima del antebrazo.
  • Después la otra pierna sobre el otro antebrazo.
  • Se toma impulso hacia adelante, de modo que el peso quede sobre las manos y las piernas en horizontal al suelo.
  • Hay que tratar de mantener los brazos rectos.

3.El Pavo (Mayurasana)

La postura del Pavo o Mayurasana se asemeja a la figura de un pavo real con la cola extendida. Fortalece las muñecas, los antebrazos, los abdominales y además es muy eficaz para curar todo tipo de problemas relacionados con el sistema digestivo.

Realización de la postura del Pavo o Mayurasana.

  • Arrodillate con las rodillas abiertas.
  • Coloca tus manos alineadas con las rodillas y con los dedos apuntando hacia atrás.
  • Junta tus codos y tus antebrazos al cuerpo.
  • Lleva el peso hacia adelante y encaja tus codos en el abdomen y la parte de arriba de los antebrazos en el pecho.
  • Exhala mientras estiras las piernas y las dejas paralelas al suelo.
  • Con el tiempo podrás aumentar el tiempo de permanencia hasta 30 segundos.

Maruyasana o pose del Pavo Real, fortalece muñecas y antebrazos

 

2.Los ocho ángulos (Astavakrasana)

El Astavakrasana o postura de los ocho ángulos está dedicada al sabio Astavakra. Esta postura fortalece las muñecas y los brazos y fortalece los músculos abdominales.

Realización de la postura de los ocho ángulos o Astavakrasana:

  • Ponte de pie y curva tu espalda hacia delante para que tus manos estén al lado de tus pies.
  • Dejando el peso en las manos, dobla las rodillas y los codos y estira la pierna derecha de forma que quede encima de tu brazo derecho, con los pies tocando el suelo.
  • Muy lentamente mueve tu pierna izquierda hacia el lado derecho de tu cuerpo, para finalmente cruzar los tobillos.

1.El Escorpión (Vrischica Asana)

El Vrischica Asana o posición del escorpión es una postura muy difícil pero cargada de beneficios, en especial para el cuello, pecho y espalda. En sanscrito significa postura del escorpión, porque cuando se realiza plenamente, el cuerpo parece un escorpión en el momento en que va a picar a alguien.

Realización del Vrischica Asana o Escorpión:

  • De pie, inspira mientras subes tus brazos estirados por encima de tu cabeza.
  • Baja los brazos estirados, hasta apoyar las palmas de las manos en el suelo, por delante de tus pies.
  • Levanta los pies hacia el cielo, manteniendo las piernas estiradas.
  • Deja caer el peso sobre tus brazos, mientras dejas caer tu espalda formando un arco.
  • Apoya los pies sobre tu cabeza, tratando de aguantar como mucho 20 segundos.
  • Estira de nuevo las piernas y vuelve a la posición inicial. Relax

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.