5. Comer sano y moderadamente

Simplemente no creas en las dietas milagro. Lo más saludable, más racional y que mejor va a sentar a tu cuerpo es comer de todo, variado, siguiendo las recomendaciones de la OMS: basar la alimentación en comer frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales; limitar el consumo de azúcares libres a menos del 10% de la ingesta calórica; y que el consumo de grasa sea como mucho el 30% de la ingesta calórica diaria.

Es más importante la cantidad. Procura no saciarte completamente y comer raciones más pequeñas que las habituales. Y, que no se te olvide, hacerlo de forma tranquila, dándote un tiempo adecuado para hacer cada comida.

4. Hacer ejercicio

No te descubrimos nada. La otra forma de controlar tu peso, además de tener una alimentación saludable, es realizar algún ejercicio físico de forma continuada. No hace falta hacerte un profesional ni gastarte dinero en un impresioante equipo deportivo. Simplemente caminar 30 minutos al día es más que suficiente… ¡y económica! Y además tiene otros beneficios: te vas a encontrar mejor contigo mismo y vas a tener un rato para desconectar y dedicártelo.

3. Mantenerse activo

Sí. Muy sencillo: destierra la vagancia. ¿Cuántas veces coges el coche para un desplazamiento pronto? ¿Es necesario? Camina más; no pases tanto tiempo delante del televisor; no aparques justo a la puerta del supermecardo o de la tienda (que además seguro que el aparcamiento es más difícil). Son pequeñas acciones que generan un gasto calórico pequeño pero continado y que te ayudarán a controlar tu peso.

2. Utilizar complementos alimentarios

Otro método que puede serte útil es tomar complementos alimenticios que ayuden a tu metabolismo a quemar esas grasas sobrantes. Nos referimos a complementos como los que ofrece la marca Herbalife que puedes encontrar en la tienda Herbalife. Basados en proteínas vegetales son ideales para tener más éxito en tu batalla contra el peso, pero no los consideres sustitutivos de la comida.

1. Evitar el estrés

El estrés es también una causa de aumento de peso. Y no creas que es porque comer más sea una forma de combatirlo sino que genera en tu cuerpo una serie de sustancias que facilitan la acumulación de grasas: los glucocorticoides. Y también puede llegar a desajustar tu metabolismo. ¡Tómate las cosas con más tranquilidad si quieres controlar tu peso!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.