Para disfrutar del viaje en moto no basta con tener una buena máquina. Es indispensable ir bien equipado para estar cómodo y no sufrir las inclemencias meteorológicas. Además, debemos asegurarnos de que nos protege ante una desgraciada caída. Veamos qué tenemos que tener en cuenta para elegir el equipo adecuado.

5. El casco de motorista

Parte fundamental para protegernos en caso de cualquier percance y no sólo porque sea obligatorio. Lo mejor es que sea integral que es el ofrece la mayor protección, más que un abatible o un abierto. Mira bien el precio. Un consejo, los cascos en Andorra son más baratos.

4. Los guantes de motorista

Otra de las piezas fundamentales, pues protegen nuestras manos del roce con el asfalto en una caída además de agarrar mejor la moto. No vale cualquiera. Ni de lana, de montaña o de vestir porque en una caída se desgarran y su tejido se mete en las heridas. Cómprate unos guantes específicos para moto.

3. El mono de motorista

La chaqueta tiene que disponer de protecciones homologadas para absorber la mayor parte posible del impacto. Los mejores tienen la espaldera rígida (suelen venderse aparte) para proteger la columna. Además es muy aconsejable que sea impermeable y con dos o tres capas para que puedas usarla durante todo el año.

En cuanto a los pantalones, pero no está de más tener unos de cordura (si son impermeables mejor) o vaqueros de moto para proteger las piernas.

2. Las botas de motorista

Existen distintos tipos: botas, turísticas, impermeables y otras con protecciones para las piernas como las botas altas, que nos protegen del levantamiento de escombros del asfalto causados ​​por las ruedas de la motocicleta y mejoran el apoyo y la adhesión al suelo. Si utilizas la moto en movimiento con lluvia es recomendable usar los pantalones frente a las botas de lo contrario el agua podría entrar incluso si se utiliza el calzado impermeable y pantalones.

1. El sotocasto

Los pasamontañas o sotocascos tiene una importancia significativa: facilitan la inserción del casco, que le permite mantenerlo seco y garantiza una vida más larga. Pueden ser de dos tipos: el que cubre sólo la parte superior de la cabeza; y el total que protege el cuello del viento y los bichos. La parte inferior también puede ser acolchada y resistente al agua.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.