Las plantas dan siempre un toque de frescor, naturalidad y cierta alegría a nuestras casas. Son uno de los elementos más apreciados en la decoración y, si tenemos, suerte, de los más agradecidos. Además existen tantas clases que podemos elegir casi cualquier tipo, color, tamaño y variedad y si no consulta por ejemplo el catálogo de plantas de Deco and Lemon.

Pero en ocasiones, a pesar de los cuidados, las plantas acaban muriéndose porque desconocemos lo que necesitan o porque durante una temporada no hemos podido estar en casa cuidando de ellas. Es entonces cuando nos planteamos comprar una planta artificial, las cuales, por cierto, cada vez más son casi indistinguibles de las verdaderas.

Eso sí, si eres de los que prefieren las plantas naturales, en este artículo te vamos a mostrar las cinco plantas decorativas más resistentes que puedes tener en tu casa. ¡A prueba de manazas y olvidos!

Monstera deliciosa o Costilla de Adán

Se trata de una planta trepadora ideal para ambientes con poca luz. Procede de lo más profundo de las selvas y por eso está acostumbrada a vivir con muy poca luminosidad. En contrapartida le gusta la humedad, aunque sin llegar al encharcamiento. La verás en muchas porterías o pasillos oscuros.

Monstera deliciosa o Costilla de Adán
Monstera deliciosa o Costilla de Adán

Sansevieria Trifasciata Laurentii o Lengua de Suegra

Vale, de acuerdo que ni el nombre científico ni el vulgar son demasiado atractivos pero realmente es una buena opción. Destaca por sus largas y afiladas hojas, es una planta que sobrevive en las condiciones más difíciles en prácticamente cualquier clima.

Apenas requiere cuidados. Y en estaciones húmedas ni siquiera hace falta regarla. Lo único, si quieres que la planta crezca en vertical y que muestre su particular forma alargada, ponla en una maceta pequeña.

Sansevieria Trifasciata Laurentii
Sansevieria Trifasciata Laurentii

Epipremnum aureum o Poto

El potus, poto o photos es una de las plantas de interior más extendidas. Y es normal porque es una de las más fáciles de cuidar ya que, en realidad, no requieren cuidados. Incluso puede sobrevivir únicamente con agua.

Puedes hacer una prueba: coge un tallo de poto, pon uno de sus extremos dentro de un recipiente con agua y podrás comprobar que, al cabo de poco tiempo, aparecen las raíces y comienza a crecer.

Epipremnum aureum  o Poto
Epipremnum aureum o Poto

Chlorophytum Comosum o Cinta

La Chlorophytum comosum, también conocida como Cinta, Falangio o Mala Madre es también muy popular. Son reconocidas porque sus retoños son tallos colgantes que crecen casi fuera de la maceta.

Existen numerosas variedades: algunas son totalmente verdes, otras tienen las hojas ribeteadas (y necesitan más luz). En general pueden ponerse en cualquier lugar independientemente de lo soleado que sea. Como norma general se riegan de 2 a 3 veces por semana en verano y 1 en invierno y soporta temperaturas de entre -2º y 28º.

Chlorophytum Comosum o Cinta
Chlorophytum Comosum o Cinta

Dracaena marginata o Drácena de hoja fina

La dracaena marginata es la planta más apropiada par dar un toque tropical a tu casa. Solo es necesario regarla cunado veas que la tierra está seca pero teniendo cuidado de no encharcarla. No es muy exigente con la luz.

Muy extendida, es difícil que se muera por cuidarla mal. Sin embargo, hay que tener cuidado si en casa tienes perros o gatos: la hojas de la drácena son tóxicas para ellos.

Dracaena marginata o Drácena de hoja fina
Dracaena marginata o Drácena de hoja fina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.