Los 5 beneficios de usar mandalas para niños
4.9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)

¿Usar mandalas para niños? La palabra mandala proviene es de origen indio, del sánscrito, y significa «círculo sagrado». Es un símbolo asociado con la meditación, la sanación, la totalidad, la unión, el cosmos y la eternidad.  Caminar, danzar, observar, pintar o dibujar mándalas puede ayudar a curar la fragmentación psíquica y espiritual, también potencia nuestra energía creativa y a nos ayuda a conectar con nuestro ser. Todo esto convierte los mandalas en un gran instrumento educativo que favorece el desarrollo integral del niño. Por tanto cada vez se utilizan más en educación infantil y primaria y no solo en el área de plástica. No importa el método educativo que sigamos: lo que sí estamos de acuerdo es que el éxito de la educación se logra cuando los niños son capaces de enfocar la vida por sí mismos. Vamos a conocer los cinco beneficios de usar mandalas para niños en el ámbito educativo y cómo podemos conseguir niños más centrados, inteligentes y creativos.

5. Medio de expresión: potencia la creatividad

Uno de los beneficios de los mandalas es que facilitan que el niño pueda mostrar su visión de la realidad. Si el objetivo del mandala es la expresión se aconseja pintar de adentro a afuera. Si lo que queremos es trabajar la introspección, se trabaja de fuera a dentro.  Los mandalas han sido una técnica de análisis durante mucho tiempo, revelando desde la salud física hasta la personalidad de un individuo. En el mandala no es importante solo el resultado, sino también el proceso creativo, que revela quienes somos aquí y ahora. A través de los colores, las formas y la luz los niños expresan sus estados de ánimo, su mundo interior, la relación con el entorno que les rodea. al mismo tiempo que se va trabajando la psicomotricidad.

Es también muy interesante trabajar en grupo con un mandala en el suelo y andar, bailar o moverse sobre él. Se puede acompañar el recorrido con gestos, palmadas, muecas o sonidos. Si se abandona la disposición circular grupal, cada uno puede seguir describiendo círculos con ayuda de cintas, aros, cuerdas u otros objetos.

Piedras-mandalas3



 

4. Medio de comunicación: vence a la timidez

Los mandalas ayudan a que los niños más tímidos e introvertidos se comuniquen con los demás sin miedo al qué dirán, mostrándose tal y como son. Actualmente los niños están acostumbrados a que se les juzgue constantemente. A través de la creación del mandala el niño desarrolla su propia creatividad de forma innata, libre sin ningún tipo de ataduras, ni de juicios. El niño va eligiendo unos colores y unas formas que nos indican su representación de la realidad, su visión de la estética sin ningún tipo de represalias. Esto le aporta confianza en si mismo, autoestima, motivación y la posibilidad de comunicarse sin problemas con los demás.

danmala 1

3.Medio de producción: facilita la lectoescritura

Los mandalas son para todas las edades y puede empezar a practicarse desde infantil. Desde los garabatos, espirales y  esferas hasta la realización de mandalas más elaborados, el niño va evolucionando en su creatividad productiva, la lógica, la simetría, la perspectiva y habilidad psicomotriz. Lo más interesante de todo esto es que lo hace jugando, relajado y concentrado, ajeno a la cantidad de trabajo y esfuerzo que está realizando.
mandala-sol

2. Medio de relajación y concentración

El proceso de realización de un mandala induce a un estado de relax y concentración que permite a los niños interiorizar en si mismos. Los niños no siempre pueden expresar lo que sienten o hablar de sus problemas, los sentimientos son algo abstracto que es muy difícil de transmitir para ellos porque  muchas veces ni siquiera saben lo que les pasa. Los mandalas con sus formas y colores funcionan como otro lenguaje no verbal que les permite relajarse, tranquilizarse y decodificar sus sentimientos mediante la expresión plástica.

Un hemisferio no es más importante que otro, aunque en nuestra cultura prime el hemisferio lógico frente al holístico. Sin embargo utilizamos los dos para poder desempeñar cualquier tarea por mínima que sea. El pensamiento holístico es global, intuitivo, aleatorio, concreto, fantástico, no verbal y atemporal. Piensa en imágenes, sonidos y sensaciones. Por tanto es una forma de entrenar nuestro hemisferio derecho.

arbol_de_la_vida_astral_pegatinas_redondas-r269063cebaff4eefa1e963673c406068_v9wth_8byvr_512

1. Superación de situaciones emocionales negativas

Es muy difícil hacer que un niño supere una mala experiencia, una situación emocional negativa. Los mandalas les ayudan a que sean ellos mismos quienes lo superen, que busquen un camino personal de enfrentarse a sus retos y a sus miedos. Les ayuda a crecer y a madurar desde el interior. Cuando los niños están creando o pintando los mandalas entran en un estado de relajación que les permite trabajar con el subconsciente. A medida que va trabajando en el mandala todos los estados emocionales negativos van desapareciendo, se transforman y el niño crea su propia auto-terapia. Es una representación de un viaje hacia la esencia de uno mismo y cada uno va ordenando y configurando su propio ser en perfecta armonía.

Esta es una técnica que no debe ser desdeñada en educación, en especial con niños que no saben canalizar sus emociones, sus inquietudes, expresar lo que sienten. Los mandalas facilitan alcanzar la armonía dentro del ser, los elementos que en los mandalas se integran tienen un significado y los colores están relacionados con el estado de ánimo de quien los dibuja.

mandalas_original

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.