En la actualidad los tipos de interés están por los suelos, incluso en negativo, y las inversiones tradicionales no rinden casi nada. Es preciso buscar nuevas herramientas de inversión con las que obtener unos beneficios interesantes pero, claro está, sin que el riesgo sean inasumible.

Afortunadamente hoy en día disponemos de numerosas herramientas tecnológicas que nos permiten diversificar la inversión de forma sencilla, con un bajo coste de comisiones y con un enorme control sobre lo que queremos hacer y cómo van las inversiones. Es lo que se denomina inversión inteligente.

Echemos un vistazo rápido a cinco de estos nuevos vehículos de inversión

Inversión en fondos mediante inteligencia artificial

Olvídate ya de contratar a un gran gurú, estar todo el día pendiente de múltiples valores e indicadores, del estrés inversor. Hoy en día la inteligencia artificial hace posible la existencia de algoritmos matemáticos que controlan miles de parámetros y que optimizan las inversiones por ti.

Este tipo de inversiones incluso llegan a optimizar los fiscalidad que has de pagar por la ganancias de tus inversiones. plataformas como InbestMe acercan al gran público estos algoritmos y novedoso métodos de inversión.

Crowlending: sé un prestamista en la red

Existen plataformas en la que particulares piden un préstamos para el dentista, realizar una reforma en casa, ampliar estudios o poder hacer un viaje. Una vez aceptado el préstamos los prestamistas aportan una pequeña cantidad al préstamo. Estos prestamistas son gente particular, no grandes inversores ni bancos.

Una vez inscrito como prestamista, algo que suele ser gratuito, mes a mes irás recibiendo la devolución correspondiente del capital junto con sus intereses. Y, si algo ocurre, es la propia plataforma la que se ocupa de hacer las correspondientes reclamaciones judiciales. Plataformas como Zank, y Mintos te hacen posible estos tipos de inversión.

Crowfunding: Préstamos a empresas

Al igual que a particulares, también es posible prestar dinero a empresas que necesitan dinero para hacer una ampliación de negocio o nuevas inversiones. De forma similar al caso anterior, un particular como nosotros puede hacer de banco y prestar dinero a estos proyectos. Como resultado: una atractiva rentabilidad. La plataformas más conocidas son October y Colectual.

Inversión en criptomonedas

Para invertir en criptomonedas, lo primero que debes tener claro es en cuál quieres invertir: Bitcoin, Ethereum, Geocoin… hay miles en la actualidad. Será preciso estudiar su tendencia y su volatilidad

La inversión en criptomonedas es hoy en día peligrosa debido sobre todo a su volatilidad. Será preciso que cuentes con una herramienta de seguimiento y que te avise rápidamente de los soportes a vigilar para no perder tu inversión. Podrás tener grandes ganancias pero, también, inmensas perdidas.

Crowdequity

Este tipo de inversión nos permite convertirnos en partícipes de empresas que no cotizan en bolsa. Ganaremos más o menos dinero según el éxito o fracaso de las empresas en las que invirtamos ya que la rentabilidad vendrá ligada a la evolución de la empresa.

Se parece más a una inversión en acciones de bolsa. Conlleva un riesgo mayor ya que si la entidad donde hemos invertido fracasa, corremos el riesgo de perder lo invertido. No obstante, con una buena diversificación en varias empresas podemos dividir el riesgo que implica cada inversión. Plataformas como Lánzame o Crowdcube nos permiten utilizar este tipo de inversión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.