¿Estas pensando en comprar una cama articulada para tu hogar y no sabes qué has de tener en cuenta? ¿Hay demasiadas opciones, características a tener en cuenta y mucha diversidad de precios? Aquí te ayudamos a elegir una buena cama articula y, mira aquí si quieres comprar camas articuladas en Barcelona.

Una cama articulada permiten que quien duerme sobre ellas pueda elegir la posición sin tener que esforzarse, evitando así dormir todo el tiempo en la misma posición. La presión se reparte, la posición es mejor y se reduce la tensión que soportan músculos y articulaciones. Es fundamental para personas que por problemas físicos pasan muchas horas tumbadas y tienen escasa movilidad. Por eso es tan importante saber en qué nos tenemos que fijar para seleccionar la mejor para nuestro caso.

 

1. Articulación

Lo ideal es que sea el propio usuario de la cama articulada quien puede elegir su posición para que se sienta más cómodo. Por eso es adecuado buscar una cama de articulación eléctrica. Estas camas pueden ser de dos tipos.

  • De dos funciones: Son subir y bajar la cama con el carro elevador y la de movilizar eléctricamente la parte superior de la cama (de cintura hacia la cabeza). En estos casos, la parte inferior (de cintura hacia los pies) tiene un sistema manual de cremallera.
  • De tres funciones. Son camas totalmente eléctricas, todos los planos se manejan mediante un mando electrónico.

Por otro lado, las camas con carro elevador pueden ser de dos tipos:

  • De tijera. La cama se eleva mediante un sistema de tijera, que se va abriendo y cerrando en función de la altura que necesitemos.
  • Telescópica. La cama tiene dos motores independientes, uno en el cabecero y otro en los pies. Con ellos se regula que la cama suba y baje.

 

2. Mantenimiento y limpieza

Fundamental que la limpieza de la cama sea fácil. Elige aquella de materiales  fáciles de limpiarla, de tal forma que baste con pasar un paño suave y un poco húmedo por las láminas y la estructura. Eso sí, evita humedecer los motores.

 

3. Colchón

Los colchones de muelles son incompatibles con las camas articuladas, ya que por el propio movimiento de la cama los muelles acaban deformados. Es más recomendable un colchón viscoelástico y para su mantenimiento, recuerda ir girando el colchón con el paso del tiempo para protegerlo del sudor, las bacterias y la deformación.

Por otro lado, para usuarios con movilidad muy reducida, es fundamental elegir un colchón antiescara y acompañarlos de  fundas protectoras que, además de evitar heridas,  aportan suavidad y mejoran el descanso.

 

4. Transporte

Otro de los factores que deberás de tener en cuenta es el transporte y movimiento de la cama articulada. Esta se debe de colocar en posición horizontal y elevarla cogiendo el cuadro metálico y electrónico para manipularla. Hay que evitar arrastrar el somier y mantener la cama bien situada de forma horizontal, sin que ningún elemento impida la movilidad de las articulaciones del mobiliario.

 

5. Tamaño

Una pregunta que suelen hacerse muchas personas es si existe algún modelo para matrimonios. Sí, las hay de dos tipos: con un solo somier o con dos somieres independientes para que cada usuario pueda adaptarlo a sus necesidades.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.