Si estás buscando qué regalar a los niños (y no tan niños) que asisten a una celebración de una comunión, tenemos una gran idea que te va a facilitar la decisión: regala chocolate.

Y es que por un lado, sabemos que el chocolate le gusta a la práctica totalidad de los niños y, por otro, que podemos personalizarlo a nuestro gusto, y si no lo crees no esperes más y conoce Regalos Gourmet Online. A nosotros nos encanta su Baúl con bombones de chocolate.

Pero, ¿por qué regalar chocolate a los niños es una de las mejores opciones en el momento de la celebración de una comunión? Aquí te presentamos cinco beneficios que el consumo, con moderación, de chocolate tienen para los más pequeños de la casa.

El chocolate proporciona energía

Sí, nuestros hijos no paran, tiene multitud de actividades diarias además de ir al colegio, y necesitan suficiente energía para aguantar en condiciones el día.

El chocolate es uno de los alimentos que más energía proporciona en relación con la cantidad consumida. Además es estimulante y mantiene a los niños activos.

Un gran remedio contra el decaimiento y la tristeza

Resulta que se ha demostrado que el chocolate contiene un aminoácido llamado triptófano el cuál produce serotonina. Esta hormona, localizada en las neuronas del cerebro, es la encargada de controlar la depresión. Por eso, si hay bajos niveles de serotonina, el chocolate es adecuado para elevar estos índices.

En palabras sencillas: el chocolate eleva nuestro estado de ánimo y combate los bajones y los momentos de depresión.

Favorece el funcionamiento del cerebro

La feniletilamina es otro compuesto del chocolate con grandes beneficios. Llega al cerebro y desencadena un estado de euforia y bienestar al comerlo, similar al efecto que tienen sus alcaloides sobre el sistema nervioso.

Por esta razón es considerado un antidepresivo natural ya que se liberan endorfinas y, como ya hemos dicho antes, serotonina, la hormona de la felicidad.

Contiene colesterol… del bueno

La grasa del chocolate procede de la manteca del cacao, que es un ácido graso saturado que, a diferencia de otros tipos de grasa, no aumenta el nivel de colesterol en la sangre. De hecho, algunos estudios apuntan a que su consumo es positivo para mantener los niveles de “colesterol bueno” que nada tienen que ver con ese otro colesterol “malo” que obstruye las venas y arterias.

La cara de felicidad de los niños

Y más allá de todas esas sustancias beneficiosas para la salud y el ánimo, lo mejor será la cara de felicidad y alegría de los niños. Tendrán un momento de placer y bienestar que harán que la celebración de la comunión sea uno de esos días inolvidables.

Como ves, la opción de dar a los niños un detalle hecho de chocolate siempre será un acierto ya sea desde el punto de vista de la salud como de causar una buen impresión entre ellos. Además la variedad es enorme: bombones, piruletas, muñecos, tabletas personalizadas con lo podremos ser todo lo creativos que queramos. ¡A qué esperas!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.